,

7 claves para leer la etiqueta de una botella de vino

Seguro que a la hora de elegir una botella de vino te ha surgido muchas veces esta pregunta: ¿estaré comprando un buen producto? Es normal que surja esta duda, ya que hay muchísimas variedades y no siempre es fácil decidirse por una. Así que en este post te damos 7 claves para que puedas reconocer de un primer vistazo, a través de la etiqueta, un vino que sea de tu gusto.

  1. ¿Cómo se llama? Recordar la marca comercial te ayudará a volver a localizarlo si cuando lo pruebas, te encanta y quieres repetir. Además de la bodega, los vinos suelen tener un nombre que refleje sus características o las sensaciones que transmite al beberlo.
  2. Año de la cosecha. A través de él conocerás el año de cosecha de la uva utilizada. Un dato importante, ya que el clima de la zona donde esté la vid puede afectar a la calidad del vino. En la etiqueta también estará indicado el envejecimiento (tiempo que se mantuvo el vino dentro de la barrica o botella).
  3. Variedad de la uva. Cabernet sauvignon, tempranillo, syrah, Monastrell,… Cada uva tiene una serie de características según su localización que forman parte de las diferentes experiencias al oler y degustar el vino.
  4. Denominación de origen. Muestra la procedencia geográfica del vino y/o el consejo que lo regula. Es un indicativo que distingue y garantiza la calidad y características del producto.
  5. Nombre del productor y/o embotellador del vino. En la etiqueta también irán indicados los datos principales sobre el embotellador o la bodega responsable del vino (nombre, registro, ubicación…).
  6. Cantidad de vino que contiene la botella. Puede estar indicado en mililitros centilitros. La cantidad estándar suele ser 75cl, aunque también existen ediciones especiales con mayor o menor cantidad.
  7. Graduación alcohólica. El porcentaje de alcohol que contiene el vino guarda relación con su grado de intensidad. Cuanto mayor sea la graduación, mayor cuerpo tendrá en boca.

Estos son los datos habituales que encontrarás en la etiqueta del vino, aunque en su reverso puedes encontrar más detalles que garanticen que estás comprando un buen vino: cata, maridaje, el sello oficial del Consejo Regulador, etc.

Y a ti, ¿qué tipo de vino te gusta más?